martes, 8 de julio de 2014

Gravlax -- Salmón marinado

Este mes en el reto de Food Bloggers Trotamundos   Julia de Petites sucreries nos proponía viajar a Suecia y entre todas las recetas me llamó especialmente la atención el Gravlax, primero por el nombre, y segundo cuando empecé a investigar por la red y descubrí la curiosa historia de que su nombre significa "salmón enterrado" porque en la época medieval los pueblos escandinavos enterraban el salmón, con una marinada y envueltos en pieles para poder conservarlo. Así que con una historia así no me podía resistir a prepararlo y os aseguro que repetiré porque estaba buenísimo y eso que sólo lo acompañamos con tostadas de pan de centeno.



- INGREDIENTES:

  + Un lomo de salmón de 1 kg más o menos.
  + 200 g. de sal gruesa.
  + 100 g. de azúcar moreno.
  + Eneldo
  + Un chupito de licor (yo usé aguardiente)

- PREPARACIÓN:

  Limpiar bien el salmón eliminando las espinas. Dejar la piel.
  Mezclar el azúcar blanco, el azúcar moreno y abundante eneldo.
  Poner el salmón en una fuente de cristal con la piel hacia abajo.
  Cubrir con la mezcla de azúcares.
  Repartimos el licor por encima y presionamos un poco con los dedos para que penetre bien.
  Lo tapamos con papel film y le ponemos peso encima.
  Lo dejamos reposar en la nevera durante un día entero como mínimo.
  Suelta bastante líquido pero no hay que quitarlo, lo dejaremos en maceración.
  Pasado el tiempo de curado lo sacamos de la fuente, retiramos el líquido y la sal, lo limpiamos bien con un paño húmedo o lavándolo ligeramente y luego secándolo bien.
  Lo podemos cortar a láminas finas y a degustar.
  Para conservarlo, sólo hay que taparlo con papel film y dejarlo en la nevera.
  También podemos congelarlo si vamos a tardar mucho en consumirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario