miércoles, 29 de junio de 2011

Conejo al ajillo

El otro día cuando fui a hacer la compra el conejo estaba bien de precio así que me agencie uno y pensé ya tengo la comida solucionada, pensando en hacerlo guisado, cual fue mi sorpresa cuando llego a casa y no tenía ninguna verdura con que acompañar al pobre, así que me puse a rebuscar en la despensa y encontré unos tristes ajos, así que pensé Conejo al Ajillo.
Como tampoco tenía vino blanco lo sustitui por un vaso de caldo de pollo que siempre tengo congelado para posibles emergencias.

INGREDIENTES

- 1 conejo
- 5-6 dientes de ajo
- Zumo de 1 limón
- 1 vaso de caldo o de vino blanco
- Aceite de oliva
- 1 hoja de laurel
- sal y pimienta


PREPARACIÓN:

- Troceamos el conejo de manera que queden unos trozos de tamaño medio.
- Salpimentamos
- Ponemos en una sarten un chorro generoso de aceite de oliva y tres dientes de ajo pelados pero sin cortar.
- Cuando el aceite está caliente añadimos el conejo hasta que se dore

- Añadimos los otros dos dientes de ajo laminados, el zumo de limón, la hoja de laurel y el caldo.
- Bajamos el fuego y dejamos que reduzca poco a poco para que el conejo quede tierno.

Ya se puede servir acompañado de lo que se quiera: arroz, patatas,... yo lo puse con patatas fritas y eso si una buena barra de pan para dar cuenta de la salsita.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada