martes, 22 de noviembre de 2016

Cardo en salsa de almendras

Con esta receta participo en el reto mensual de Color y Sabor de temporada, y este mes me he decantado por el cardo, porque en cuanto ví el ingrediente supe la receta que iba a hacer. Este cardo con salsa de almendras que es típico de mi tierra.

Como todas las recetas tradicionales es "a ojo", así que lamento no poder daros cantidades exactas, pero si tenéis alguna duda podéis preguntarme lo que queráis.



- INGREDIENTES:

  + una mata pequeña de cardo (si no lo encuentras fresco puedes usarlo en bote)
  + un puñado de almendras tostadas
  + una cucharada de harina
  + aceite de oliva
  + sal

- PREPARACIÓN:

  Limpiar el cardo y lo cortamos en trozos homogéneos ( si es de bote sólo hay que escurrirlo  pero guardar el caldo). Para limpiarlo hay que quitar bien los hilos de la penca y según lo vayamos cortando sumergirlo en agua con un poco de limón para que no se ponga negro ( si no usamos guantes los dedos también se nos oscurecerán).

  Poner agua a hervir, cuando empiece a hervir añadir un poco de sal y el cardo.
  Dejar cocer unos 45 minutos y comprobar que está tierno ( si no lo está dejarlo un poco más).

  Escurrir el caldo guardando el caldo de la cocción.

  En una sartén con un poco de aceite dorar la harina, añadir las almendras picadas e ir añadiendo poco a poco el agua de la cocción hasta formar una salsa como la bechamel.
  Rectificar el punto de sal.

  Añadir el cardo, remover y dejar cocer unos cinco minutos.

4 comentarios:

  1. En casa son muy amantes del cardo pero fíjate que a mí es de las pocas verduras que no me hace tilín

    Tu receta tiene muy buena pinta, me la guardo, que más de uno la va a saber apreciar bastante

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. La combínción de los cardos y las almendras me parece un gran acierto. Esa salsa tiene que estar deliciosa!!!
    Un bst.

    ResponderEliminar
  3. Buscaré los cardos de bote, aquí no los he visto frescos nunca

    ResponderEliminar
  4. Qué plato tan rico!!! Me parece un plato de lo más saludable, sobre todo cuando no apetece mucho cocinar. Un beso

    ResponderEliminar