viernes, 30 de agosto de 2019

Espárragos gratinados con bechamel

Con esta receta participo en el reto "Tus recetas", en el que cada mes publicamos una receta con ingredientes que habitualmente tenemos en nuestra despensa.

Esta receta se come caliente y está deliciosa. Si la acompañáis con una ensalada, ya tenéis una comida completa.




- INGREDIENTES:
  + Una lata de espárragos blancos gruesos
  + 7 filetes de jamón serrano
  + queso para gratinar
  + queso fuerte (tipo parmesano)
  + 250 gr de leche
  + 25 gr de harina
  + aceite de oliva
  + sal
  + pimienta

- PREPARACIÓN:

  Escurrir bien los espárragos.
  Enrollar los espárragos, de dos en dos, con un filete de jamón.
  Poner en una fuente que pueda ir al horno y reservar.

  Picar los dos filetes de jamón que quedan, muy finamente. Reservar.

  Hacer la bechamel.
  Poner en una sartén un poco de aceite.
  Añadir la harina, y tostar ligeramente, sin que se queme.
  Incorporar la leche, poco a poco, removiendo bien para evitar que queden grumos.
  Añadir el jamón picado.
  No dejar de remover hasta que espese (unos 15-20 minutos).
  Salpimentar hasta que quede a nuestro gusto.

  Verter encima de los espárragos que teníamos reservados.
  Cubrir con el queso rallado.
  Poner un poco de queso fuerte por encima (la cantidad será a nuestro gusto, según lo queramos más o menos fuerte, o sin nada si no nos gusta).
  Meter en el horno, con la función de gratinar, hasta que el queso esté fundido y gratinado. Unos 10 minutos, dependiendo de la potencia del horno.
  Servir caliente.

3 comentarios:

  1. Se ve la mar de jugoso y rico, tengo que probarlo.
    Felicidades por tu receta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Pero que ricos!!! Me gusta esta receta, y los ingredientes de los que tienes en casa. Una ricura.
    Bs

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Que maravilla de receta !! Pues es muy sencilla, pero exquisita. Bs.
    https://lacocinadeestela.blogspot.com

    ResponderEliminar